ABEJAS AFRICANIZADAS O “ASESINAS”

La abejas africanizadas o comúnmente llamadas asesinas, nacen de un cruce entre abejas común junto a otras. Accidentalmente escaparon algunas de un laboratorio, lo que hizo que se expandieran a gran velocidad por varias partes del mundo.

A diferencia de la abeja común estas son notoriamente más grandes, miden entre 3,5 cm y 5 cm.

Estas abejas a diferencia de otras, construyen sus colmenas en un agujero en el suelo, por lo que la mayoría de incidentes vienen a raíz de pisar una colmena sin darse cuenta.

Atacan acompañadas y son muy veloces, capaces de perseguir a su víctima hasta a 400 metros. Son muy agresivas y ha provocado muchas muertes, especialmente en personas alérgicas y con más de una picadura.

El veneno está formado por una mezcla compleja: fosfolípidos; hialorunida;melitina;fosfatasa ácida;alérgeno C; además de , histidina;histamina y otros componente menores. La gente afectada por estas picaduras las describe como un picotazo intenso, agudo, y con un escozor insoportable.

Esta abeja está instalada en algunas zonas del sur como en el País Vasco, Navarra, Galicia y Cataluña. Debemos extremar las precauciones ya que en épocas de sequía y verano son mucho más agresivas por la falta del néctar de las flores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.