El Consell autoriza la venta de alimentos en mercados ambulantes desde el 30 de abril

La Generalitat pedirá al Gobierno que suavice el confinamiento y permita los paseos a todas las personas

Algunos gobiernos autonómicos tienen avanzados planes propios de desescalada. Canarias va el primero: su presidente dijo ayer que se dan las circunstancias para empezar el regreso a la vida normal el próximo lunes. La Comunitat Valenciana no va tan rápido. Los responsables del Consell creen que hay que escuchar primero el planteamiento del Gobierno (lo esperan con detalle mañana, en la conferencia de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez), pero insisten en que se puede combinar la unidad de acción con la singularidad de los territorios. Una vuelta a la normalidad asimétrica y atendiendo a la condiciones geográficas, demográficas y sanitarias de cada zona, como ya se apuntó en la primera reunión de este comité de «sabios».

En este marco, la Generalitat cree que se dan ya las circunstancias para acabar con el confinamiento total. El jefe del Consell, Ximo Puig, tiene previsto de esta manera plantear mañana la autorización de paseos saludables, según fuentes del Ejecutivo. La medida incluiría a mayores y a adolescentes de más de 14 años. Se trataría de salidas por un tiempo limitado y en unas condiciones precisas. Y toda la población tendría derecho a ellas.

¿A partir de cuándo? «Lo más pronto posible», responden fuentes del entorno de Puig, porque entienden que ya se dan las circunstancias y que estos paseos pueden tener un efecto positivo en el estado físico y psíquico de la ciudadanía, la mayor parte de la cual permanece confinada en sus casas desde hace mes y medio.

Puig, que ayer mantuvo una reunión por videoconferencia con una amplia nómina de expertos en diferentes disciplinas, planteará la propuesta mañana ante Sánchez y el resto de mandatarios autonómicos. El objetivo es conseguir una cierta apertura social y económica pronto.
Lo que queda lejos es el regreso a la actividad de los bares y restaurantes, como ha reclamado la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). Para ese paso, aún no se dan las circunstancias.

Sí se dan para los mercados ambulantes de productos agrícolas. La Conselleria de Sanidad ha fijado en una resolución las condiciones para la apertura de los mercados de venta no sedentaria de productos de primera necesidad durante el estado de alarma a partir del 30 de abril, entre ellas la separación de 2,5 metros entre puestos y una distancia de 2 metros con el cliente. La resolución, que parte de la Conselleria de Agricultura y de Economía, adelantada ayer por la agencia Efe, recoge que los mercados no sedentarios podrán adaptarse o mantener su actividad en los lugares habituales siempre y cuando se desarrollen en espacios, cubiertos o no, delimitados con vallas u otro medio que permita marcar los límites, garantizar el control de afluencia, la separación de establecimientos y la distancia social.

Se podrán celebrar mercados en espacios cubiertos y no cubiertos habilitados para ello, y los mercados que no puedan mantener la actividad en un entorno cerrado tendrán que trasladar su ubicación a las instalaciones deportivas o de otro tipo que adoptan medidas de control para dosificar el aforo.

Solo se permitirá puestos de venta de productos exclusivamente alimentarios y de primera necesidad, excluyendo hostelería y restauración, y los puestos deberán estar separados por una vía de tránsito y con una distancia mínima entre ellos de 6 metros, con una separación lateral mínima de 2,5 metros. Dentro de un puesto, los vendedores deberán guardar una distancia de 2 metros y, si no es posible, solo podrá haber uno, entre otros detalles.

Fuente: LEVANTE EMV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.