INJUSTICIA EN EL CAMPO

Urgente fijar precios mínimos a los productos agrarios en los contratos de compra-venta para poder evitar así la venta a pérdidas.

Mientras los precios sigan incrementandose en los supermercados y sigan bajando en el campo, los agricultores tienen dificil el seguir desarrollando su actividad.

Por un lado el consumidor, tiene cada vez más dificultades para poder comprar los productos de primera necesidad o tiene que abonar más por ellos y por otro lado los Agricultores tienen que vender a perdidas.

Por lo que a muchos productores no les está quedando más remedio que arrancar sus parcelas en comarcas como la Vega Baja.

No en vano, los precios de los productos en campo de la cebolla y la patata, las grandes perjudicadas de esta situación, no superan los 0,06 €/kg en el primer caso y los 0,15-0,20 €/kg en el del tubérculo. Este coste se sitúa muy por debajo de lo que el productor tiene que abonar para poder recolectar las cosechas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.