LA ECONOMÍA DE COX PARALIZADA

El economía del municipio de Cox se mantiene parada desde el pasado 14 de marzo. Fue entonces cuando el gobierno central decretó el estado de alarma debido al coronavirus. En el pueblo de Cox, donde la mayoría de las familias se dedica a la agricultura y la venta ambulante, se ha visto sin ninguna fuente de ingresos debido al cierre de los mercadillos.

El alcalde de Cox, D. Antonio Bernabeu Santo reivindica que no comprende cómo se permite abrir un supermercado y no los mercadillos. En nombre de las más de 300 familias afectadas manifiesta que en los mercadillos se venden productos de primera necesidad.

Desde el Ayuntamiento de Cox, se lanzó una campaña en la Comunidad Valenciana para que las administraciones públicas no olvidaran a los mercaderes.

El alcalde manifiesta que la situación en el municipio es crítica, ya que muchas familias viven al día. Además vienen de una situación excepcional como la DANA. Este problema obligó a muchas de ellas a pedir un préstamo para poder sobrevivir y replantar sus tierras.

La difícil temporada vivida hace unos meses junto con la suspensión de los mercadillos, hace que estas familias hayan quedado desamparadas y sin recursos económicos. Por esta razón,  la Concejalía de Servicios Sociales, se ha volcado con el pueblo de Cox, para que esta situación tenga el menor impacto posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.