AYUDA PARA AUTONOMOS POR CORONAVIRUS

Unanimidad en la Diputación de Alicante para destinar seis millones de euros a todos los municipios de la provincia con el objetivo de ayudar a autónomos, pymes, micropymes y profesionales para minimizar el impacto económico de la crisis del coronavirus.

El pleno de la institución ha aprobado esta mañana, en una sesión extraordinaria y con el respaldo de todos los grupos políticos, la modificación de crédito que permitirá impulsar este plan de subvenciones que, tal y como ha destacado el diputado de Desarrollo Económico, Sebastián Cañadas, “pretende dotar de liquidez al tejido económico local para contrarrestar el daño que está sufriendo y evitar, en la medida de lo posible, el cierre de negocios y el aumento del desempleo”.

Se trata de una nueva iniciativa contra la crisis del Covid19 aprobada con la unanimidad de todos los grupos, como ya ha ocurrido con todas las propuestas que la Diputación ha puesto en marcha en estas semanas para hacer frente a las emergencias sanitarias, sociales y económicas derivadas de la pandemia. En este sentido, el equipo de Gobierno liderado por Carlos Mazón ha contado con el apoyo de la oposición para, entre otras medidas, el aplazamiento de impuestos, la concesión de préstamos al 0% de interés de la Caja de Crédito para las necesidades de tesorería de los ayuntamientos, las ayudas sociales y su posterior ampliación, la compra de mascarillas y guantes para los municipios o la dotación de una partida de medio millón de euros para ayudas al sector turístico. “Todas estas ayudas están saliendo por unanimidad y con el trabajo de todos los grupos y quiero agradecérselo porque ese es un clima muy positivo para toda la provincia”, ha subrayado el presidente. 

Los seis millones de euros aprobados hoy se distribuirán, siguiendo criterios de población, entre los 141 ayuntamientos de la provincia, quienes se encargarán de su tramitación y concesión entre los posibles beneficiarios. Las subvenciones se podrán destinar al pago del alquiler de los locales comerciales o a cubrir gastos de consultoría y asesoría, agua, luz o a la amortización de préstamos de adquisición del local de negocio y de vehículos comerciales, entre otros, tal y como ha explicado Cañadas.

Todos los grupos políticos han valorado muy positivamente este acuerdo que, han coincidido, “es fruto del diálogo, el trabajo conjunto y el consenso”, al tiempo que han resaltado la “equidad y transparencia” en la distribución de la partida económica. En este mismo sentido, el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, ha agradecido “la labor y las aportaciones” de todos los portavoces, “lo que nos ha permitido trabajar en un clima muy bueno y obtener un gran acuerdo”.

Entre los requisitos para poder acceder a estas subvenciones está haber suspendido la actividad como consecuencia de las medidas adoptadas por el estado de Alarma o, en caso de mantener la misma, haber reducido la facturación correspondiente al mes anterior a la solicitud de la ayuda en el porcentaje que fije el Ayuntamientos y, al menos, en un 50% respecto del promedio facturado en el semestre anterior al inicio de la pandemia. Asimismo, se tendrá en cuenta a la hora de la concesión de la subvención el hecho de que la actividad afectada por el cierre no se haya visto compensada por el incremento de la facturación mediante un incremento del volumen de negocio online o telefónico. El importe máximo para cada solicitante será de 2.000 euros y se subvencionarán gastos abonados entre el 1 de marzo de este año y el plazo que fije cada ayuntamiento para la presentación de las solicitudes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.