CAMPAÑA CITRÍCOLA POSITIVA

Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante hace balance de la campaña de naranja y mandarina y la califica de «positiva y esperanzadora».

El incremento de consumo de fruta fresca, provocó un incremento de demanda que situó los precios en una franja rentable para nuestros agricultores.

Este año muchos empresarios agrícolas han podido obtener ese respiro que tanto venían necesitando para poder seguir con sus plantaciones.

Haciendo un repaso, las mandarinas Clemenrubí y Oronules, no bajaron de 40-50 céntimos y llegaron hasta los 70, cuando suelen cotizar entorno a unos pobres 20 céntimos el kilo, con lo que han registrado un incremento de más del 150%.

Respecto a las variedades Clementina y las otoñales, se vendieron a partir de los 50-60 céntimos y repuntaron a los 70-80.

La variedad Clemenules, que se vende siempre muy barata, sobre 0.20€, este año ha cotizado en campo a 0,35/0,40€ el kilo, un 100% más.

El grupo de naranjas ha seguido la misma tendencia. La variedad Navelina, suele registrar precios muy bajos y no superar los vergonzosos 15 céntimos el kilo, y este año se ha situado en una franja aceptable, no bajando de 25 céntimos el kilo y registrando un incremento del 66%.

Las Lane-Late, la Powel y Valencia Late empezaron sobre los 30 céntimos y fue ascendiendo su precio hasta 70-80 y, en casos puntuales, hasta un euro el kilo, registrando incrementos de entre el 166% y el 233%.

“Hemos tenido una campaña positiva y esperamos que continúe esta línea de cara a la próxima cosecha. Que nadie se piense que nos hemos hecho ricos, porque no ha sido así. Los precios obtenidos son cotizaciones equilibradas y acordes con los costos de producción y el trabajo que conlleva una cosecha. Hemos demostrado el papel esencial y primordial de la agricultura en el mundo», afirma el presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.

“La floración y el cuaje es la época más crítica. Las lluvias y bajadas de temperaturas de abril, el inicio caluroso de mayo y las lluvias del pasado fin de semana, van a producir mermas. Si al descenso de producción le unimos las perspectivas de alta demanda, se prevé una campaña citrícola 2020-2021 con precios buenos para nuestros agricultores”, afirma José Vicente Andreu, presidente de ASAJA Orihuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.