EXFOLIANTE FACIAL CASERO

Si exfoliamos la piel con regularidad, conseguiremos que se vea sana y radiante. Lo mejor de todo es que podemos hacerlo en casa y solo con dos ingredientes: harina de avena y harina de arroz.

INGREDIENTES:

  • 3 cucharadas de copos de avena
  • 1 cucharada de harina de arroz (o simplemente arroz si no tenemos harina).

Trituramos la avena y el arroz. Cogemos un poco con las manos y lo mezclamos con agua. Vamos a masajear en toda la cara y el cuello, evitando la zona del contorno de ojos. Lo haremos durante un par de minutos y al acabar aclararemos con agua.

Notarás la piel suave y luminosa y es una opción económica y sencilla, ideal para estos difíciles momentos de confinamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.